viernes, 17 de junio de 2011

Ahora que se me va "la Li"

Parece que en Málaga cada vez quedamos menos y cuando pienso en alguien de "los mios" es como si tuviera que hacer un sodoku y colocar cada número sobre el mapa de las visitas que debo.

Hoy se me va mi Li. La conocí hace ya 8 años (nos dimos cuenta en la última cerveza/aquarius que nos tomamos), en la Facultad de Medicina, cuando yo vestía batas y ella lucía look de cresta macarrilla. Ha llovido y sobre todo hemos vivido muchas cosas desde entonces.
Se me va mi compañera de fútbol, con la que comento las jugadas y los jugadores, con la que comparto mi amor por Mou y Ramos y con quién las tardes de domingo se hacen tan cortas como un suspiro. Destacar aquel partido mítico en La Rosaleda, un Málaga-Sevilla, en donde la Li se perdió en el descanso, y no nos volvimos a ver hasta el descuento, así íbamos.

Se me va la friki que ha dejado las cañas por los libros. Se me va la persona con la que comparto mi amor por Eduard Punset. Y para el recuerdo aquel día en el que conocimos a Punset y nos hicimos una fotito con él y con Darwin, ¡todo un hito!



La Li es mi compañera de cervezas porque hoy es lunes, hoy es martes, hoy es miércoles o cualquier día de la semana, o simplemente hoy hace mucha calor. Con ella somos capaces de seguir las instrucciones para encontrar un chiringuito por la costa de Málaga que está "al lao de una palmera" (como si no hubiera palmeras ni chiringuitos en Málaga), pero todo el mundo sabe que de noche, "todas las palmeras son pardas".


La Li en verano me lleva a su barco y salimos a navegar a alta mar, (momentos cool) o nos tomamos un mojito en las "pompas" (como yo le llamo a los mil millones de yacusi que tiene). La muy perra me deja este verano sin Marbella, y sólo por el miiiiir el miiiiir...


La Li la muy hija de p*** se ha recorrido medio mundo desde la que conozco, si no me equivoco excepto Oceanía ha pisado todos los continentes... y siempre me ha traido cositas de cada sitio :P. Con ella yo he viajado durante estos años a través de risas, y nuestra carretera termina en aquellas pequeñas cosas que nos iluminan y nos invaden poco a poco.


La Li es mi hermana de algo que no puedo decir, pero que junto con "la Sole" hicimos un verano, y lucimos como hermanos y que nos recordará cuando nos miremos arrugados y desdentados que allí estabamos estos tres locos, en el fin del mundo. 

Podría hablar de la Li y podría contar tantas batallas como cualquier libro de historia, pero eso lo dejo para cuando la vea en Oviedo/Gijón y la sidra nos acompañe. Me volveré a encontrar con la Li, y esta vez por fin con Adri y con Marti.

PD: Te echaré de menos. Te veré pronto. Lo sé.

BSO: Queen - The show must go on

Next Stop: Asturias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada